Derechos de autor y derechos humanos

Derechos Humanos
“Los derechos humanos son garantías esenciales para que podamos vivir como seres humanos. Sin ellos no podemos cultivar ni ejercer plenamente nuestras cualidades, nuestra inteligencia, talento y espiritualidad”. Organización de Naciones Unidas. Imagen: “El hombre de Vitruvio”, obra de Leonardo Da Vinci.

¿Sabes que los derechos de autor están consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos? Miren lo que dice el Artículo 27 de la Declaración:

“Artículo 27
– Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.
– Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora“.

Esto es muy importante, porque significa que los derechos de autor tienen todas las propiedades de los otros derechos humanos: son innatos a nuestra condición de ser humanos, universales, inalienables (nadie nos los puede quitar), intransferibles (no se puede renunciar a ellos ni negociarlos), inviolables, obligatorios, trascienden las fronteras nacionales, indivisibles, interdependientes, complementarios y no jerarquizables (no hay derechos humanos más importantes que otros).

En resumen, cualquier discusión sobre los derechos de autor no puede realizarse sin considerar este aspecto tan relevante. Hay muchas personas que debido a la importancia que ha cobrado este tema por las redes sociales y por Internet, creen que los derechos de autor no debieran existir o que no se debiesen exigir en ciertas situaciones, especialmente cuando su aplicación puede vulnerar el derecho a la cultura. No obstante, al estar consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, se deben respetar como tales y eso implica que el debate no puede ni debe poner en jaque los rasgos que los derechos de autor poseen como derecho humano… ¿Complejo no?

Como pueden ver, en el Artículo 27 también se consagra como derecho humano el derecho a la cultura. En consecuencia, debemos lograr un equilibrio. El acceso a la cultura no puede producirse vulnerando los derechos de los creadores y los derechos de los creadores no pueden aplicarse, vulnerando el derecho a la cultura.

¿Alguna propuesta de solución? Los invitamos a compartir sus ideas y no olviden pinchar el botón “Seguir este blog” que se encuentra a la derecha del post para recibir notificaciones por mail cada vez que hagamos una nueva publicación. ¡Buen fin de semana para todos!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s